fbpx

¿SABÍAS QUE LA CARIES DENTAL TAMBIÉN AFECTA A LOS BEBÉS?

Entendamos que la caries dental no es ese “huequito en el diente”, sino más bien que, esta enfermedad aparece a razón de la pérdida de minerales del esmalte dental, causada por bacterias que aprovechan la presencia de azúcares libres y la limpieza dental deficiente. A partir de ello, se podrá ver una mancha blanca opaca a manera de una media luna ubicada sobre el diente cerca de la encía o en la superficie interna (del lado del paladar) de los incisivos centrales superiores, y finalmente, se rompen los cristales del esmalte dental provocando las típicas lesiones con cavitaciones o “huecos“ de menor a mayor dimensión, dependiendo de la gravedad del caso. 

En varias ocasiones, hemos pensado que la caries solo llega a afectar a niños y adultos, lo cierto es que, también se da en edades tempranas a partir de la erupción del primer diente de leche. Resulta lamentable que un bebé tenga que ser sometido a tratamientos dentales por caries, sin embargo, es posible erradicar este riesgo desde el embarazo manteniéndote informada. Las estadísticas informan que el 17% de los bebés sufren de caries dental en el primer año de vida, duplicándose este porcentaje tras el segundo año.

De acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), la caries dental es una enfermedad causada por el consumo elevado de azúcares libres (se encuentra en el azúcar refinado o de mesa, jugos de fruta concentrados o procesados, miel de agave, jarabes de maíz), generalmente se origina desde el hogar por una alimentación desequilibrada.

Prevenir esta enfermedad dental es principalmente cuestión de limitar el consumo de azúcares y desarrollar hábitos de higiene bucal, además, influyen factores externos culturales, como es el caso de “consentir” a los bebés ofreciéndoles alimentos azucarados. En la mayoría de los casos los abuelos tienen una intervención importante en este sentido, dado que consideran que uno de sus roles es regalar dulces a sus nietos, sin considerar el potencial riesgo a la caries dental. Esto hace necesario la integración de los abuelos en la prevención de esta enfermedad para que consideren otro tipo de demostración de su amor. 

Al tratarse del bebé, la caries dental es de avance acelerado y agresivo, lo que provoca destrucción en las piezas dentales. Para evitar esta enfermedad, las nuevas directrices indican no consumir cualquier alimento con azúcares libres hasta los dos años de edad. A partir del segundo año de vida, ya se puede liberar su consumo progresivamente, pero con un máximo de 20 g diarios en dos tiempos al día lo que equivale a dos cucharadas soperas de azúcar.

Caries dentales en bebés
Fotografía Dra. Natalie Jarrín: Lesiones de caries, inicial (izq.) y avanzada (der.)

En la etapa del embarazo, la alimentación de la madre influye en los gustos del futuro bebé, por tanto, el consumo elevado de alimentos con calorías vacías como los azúcares libres, hace que la palatabilidad del feto se incline hacia lo dulce. Posteriormente, en la etapa de la lactancia, si la madre continúa consumiendo calorías vacías, su leche materna tendrá un sabor azucarado que hará que el bebé tenga predilección por el dulce cuando inicie su alimentación complementaria y podría rechazar alimentos nutritivos, exponiéndolo a la caries dental desde muy temprano. Lo ideal es que la madre embarazada disminuya el consumo del azúcar libre y lo supla por el consumo de frutas en su estado natural. Además, es necesario crear el hábito de revisar la información nutricional que todo producto procesado lleva hoy en día. 

Es muy común encontrar una tendencia de bebés con caries dental, generalmente en madres que son menores de 20 años que consumen a diario bebidas azucaradas, que fuman, que amamantan pocos meses o relativamente nada. Si la madre no logra realizar la lactancia materna por cualquier motivo, es importante que, trate de reemplazar el biberón, al menos desde el inicio de la alimentación complementaria mediante un vaso.

Desgaste dental problemas dentales
Fotografía Dra. Natalie Jarrín: Múltiples lesiones de caries y abundante placa bacteriana

No olvides que, es necesario que te informes desde el momento de tu embarazo con el futuro odontopediatra de tu bebé. Por consiguiente, que lo lleves a su primera cita, de preferencia a partir de los primeros 10 días de nacido, para recibir información acerca de los cuidados importantes para evitar la caries dental durante esta etapa tan marcada para la vida de tu bebé.

Scroll al inicio
Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?